Viviendo con DMRE húmeda: Atención a la salud mental

Con un diagnóstico de degeneración macular húmeda relacionada con la edad (DMAE húmeda), su primera prioridad puede ser aprender cómo detener una mayor progresión que puede empeorar la pérdida de la visión. Es probable que su médico quiera comenzar con inyecciones anti-VEGF para ayudar a minimizar el daño macular.

Si bien la AMD húmeda puede tener un impacto físico en su vida cotidiana, algunos de los efectos mentales podrían ser igual de preocupantes.

“El miedo a una disminución de la degeneración macular puede generar preocupaciones o temores diarios sobre problemas cotidianos, que pueden transformarse y generalizarse en ansiedad”, explica Dra. Lindsay Israelun psiquiatra certificado por la junta y director médico en ÉxitoTMS.

Sin embargo, tomar medidas puede ayudar a aliviar los efectos y permitirle sentirse más en control de su diagnóstico.

Continúe leyendo para obtener más información sobre los vínculos entre la AMD húmeda y su salud mental, así como consejos de expertos sobre tratamientos importantes que pueden ayudar.

La Organización Mundial de la Salud estima que 15 por ciento de los adultos mayores de 60 años experimentan un trastorno de salud mental. Se cree que contribuyen las condiciones que están directamente relacionadas con el envejecimiento, como la pérdida de la visión y la audición.

La AMD es una afección ocular que provoca puntos ciegos en la visión central. A diferencia de las formas “secas” más comunes del trastorno, la AMD húmeda a menudo tiene una pérdida de visión más severa y puede ser repentino. Tales cambios dramáticos en su visión, que a veces ocurren en un solo día, comprensiblemente pueden tener un costo emocional.

Cuando se trata de inmediato, su oftalmólogo puede detener un mayor daño macular y la posterior pérdida de la visión. Sin embargo, cualquier cambio prolongado en su visión, como visión borrosa o puntos ciegos en su visión central, puede ser permanente.

Así como la AMD húmeda es tratable, la afección también es manejable gracias a los servicios de rehabilitación de la visión y los dispositivos de asistencia que pueden ayudarlo a ver mejor.

Pero tales herramientas no abordan necesariamente la ansiedad y la depresión que experimentan algunas personas con AMD húmeda.

Las personas con AMD “pueden sentir una pérdida de independencia, un mayor aislamiento social, menos compromiso interpersonal y una sensación de impotencia por su falta de control sobre la enfermedad”, explica acebo schiffPsyD, psicóloga clínica con licencia para Servicios para familias judías de Greenwich en Conneticut

“También hay una falta de previsibilidad en lo que respecta a los tratamientos para la degeneración macular, lo que puede aumentar la ansiedad”.

Los cambios repentinos de la AMD húmeda, así como los cambios en las actividades cotidianas, como el trabajo, la lectura y la conducción, pueden provocar tensión mental. También puede experimentar ansiedad sobre lo que el futuro puede deparar en términos de una mayor progresión de la DMAE húmeda.

Buscar ayuda para su salud mental puede ayudar a preservar más impactos en su salud física. Al mismo tiempo, el tratamiento de la AMD húmeda puede mejorar su bienestar mental general.

Además de sus tratamientos para la DMRE húmeda, considere las siguientes maneras en las que puede apoyar su salud mental.

terapia profesional

POSEE psicoterapeuta o consejero puede ser un recurso útil cuando intenta superar nuevos desafíos emocionales y mentales asociados con la AMD húmeda.

“La psicoterapia puede brindar a las personas una nueva perspectiva de su situación, lo que les permite recuperar el control, reducir los síntomas fisiológicos y psicológicos y adoptar estrategias efectivas que los ayuden. lidiar con situaciones estresantes con más facilidad y confianza”, dice Schiff. “También puedes aprender y adoptar técnicas de manejo del estrés”.

En particular, Schiff recomienda la terapia cognitiva conductual (TCC), una técnica que “tiene como objetivo identificar y corregir patrones de pensamiento poco saludables y poco realistas”. Un terapeuta autorizado que practique la TCC puede ayudar a modificar “comportamientos, pensamientos y sentimientos y cambiarlos para que sean más realistas y útiles”.

Para encontrar un profesional de salud mental calificado en su área, considere pedirle una remisión a su médico de atención primaria o llamar a su departamento de salud local. También puede probar la herramienta Healthline FindCare. También puede ser útil pedir un terapeuta que se especialice en AMD húmeda y adultos mayores.

Tratamientos médicos

En algunos casos, su médico de cabecera puede recomendar otros tratamientos para la depresión y la ansiedad. Según Israel, algunas de las opciones incluyen “antidepresivos, ansiolíticos o intervenciones sin medicamentos como estimulación magnética transcraneal.”

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son tratamientos comunes de primera línea para adultos mayores. Cuando se trata de medicamentos para la salud mental, es importante saber que es posible que deba probar varios tipos hasta que encuentre el adecuado para usted.

Además, hable con su médico acerca de las posibles interacciones con otros medicamentos que esté tomando, como los anticoagulantes.

Apoyo social

Mantenerse socialmente activo es otro paso importante para preservar su salud mental que también puede complementar cualquier terapia o medicamento que reciba.

El aislamiento social es un factor de riesgo conocido para trastornos mentales, particularmente en adultos mayores con condiciones de salud crónicas. Soledad y aislamiento prolongados. podría aumentar el riesgo para el empeoramiento de la salud mental, enfermedades cardíacas y disminución de la función inmunológica.

Si bien mantenerse en contacto con familiares y amigos es un buen primer paso para mantener sus conexiones sociales, también puede resultarle útil conectarse con otras personas que están pasando por experiencias similares.

“Puede obtener algunos consejos prácticos mientras reduce la sensación de aislamiento y escucha las historias de los demás”, dice Schiff.

Los recursos están disponibles, como esta lista de grupos de apoyo locales y en línea de Macular Degeneration Support.

También puede considerar unirse a un grupo de apoyo local para adultos mayores que se centre en la ansiedad o la depresión, en lugar de solo la AMD húmeda. Considerar estos grupos de la Asociación de Ansiedad y Depresión de América.

Además, es importante encontrar la alegría manteniendo tus viejos pasatiempos o creando otros nuevos. Puede encontrar programas gratuitos en bibliotecas locales, instituciones religiosas y agencias de servicios comunitarios.

La AMD húmeda afecta su visión central, lo que afecta las actividades diarias que requieren que vea las cosas que tiene delante. Es importante buscar tratamiento rápido para este trastorno ocular crónico de inmediato, pero también es imperativo que controle su salud mental.

“Una forma de ayudar a mitigar la aparición de la depresión o la ansiedad es cambiar el enfoque y darse cuenta de que tener objetivos diferentes no significa necesariamente que todo esté mal o perdido”, dice Israel. “Los humanos son resistentes y pueden adaptarse a todo tipo de situaciones, incluida la pérdida de la visión”.

Si usted o un ser querido tiene AMD húmeda y experimenta ansiedad o depresión, busque el consejo de un profesional de la salud mental. También puede buscar recursos de su médico de cabecera, el departamento de salud local o aplicaciones seguras en línea.

Leave a Comment

Your email address will not be published.