Un camino sinuoso de experiencia lleva a un estudiante de por vida a la escuela de medicina

El camino de Dottie Stearns hacia la escuela de medicina se curvaba a través de la isla de San Salvador en las Bahamas, donde aprendió a través del estudio de las iguanas Cyclura rileyi que es posible sobrevivir a un evento de extinción masiva excavando.

Su camino atravesó el Refugio Nacional de Vida Silvestre Sevietta en Nuevo México, donde aprendió sobre los efectos de la reducción de las precipitaciones en la producción de biomasa de raíces de los pastos bouteloua.

Serpenteando a través del campo durante un Medicina de Urgencias y Vida Silvestre de la Universidad de Colorado curso intensivo de capacitación, aprendió a reconocer la hipotermia y qué hacer al respecto en entornos austeros.

Desde que era lo suficientemente joven para recordar, a Stearns le ha encantado aprender y sacar lecciones de cada oportunidad que persiguió. Ya sea recogiendo los puntos más finos de la sincronización del equipo como animadora en la escuela secundaria, comprendiendo qué hace que las botas de montaña sean duraderas mientras trabajaba en REI, o practicando la quietud mental a través de la meditación cerca de la casa del Dalai Lama en Dharamsala, India, ha recopilado conocimientos de cada uno. paso.

A pesar de sus desafíos, o tal vez debido a ellos, Stearns encontró la medicina adecuada. Le ofrece oportunidades para aprender todos los días, para contribuir al crecimiento de los cuerpos de conocimiento, para ser una defensora de aquellos que tal vez no puedan defenderse por sí mismos y para promover temas e ideas que son importantes para ella.

A medida que se gradúa de la Facultad de Medicina de CU este mes y comienza una residencia de cirugía general de siete años en la Universidad Estatal de Ohio, mantiene la mente abierta para estar lista para cada oportunidad que se le presente mientras espera con ansias la disciplina y el enfoque. de cirugía

IMG_0989

Dottie Stearns, a la izquierda, comenzará su residencia en cirugía general de siete años en la Universidad Estatal de Ohio en el verano de 2022.

“Estoy emocionado por el próximo capítulo”, dice Stearns. “En medicina, siento que he encontrado mi comunidad, y siento que he comenzado a ver dónde puedo desempeñar un papel en la defensa de las comunidades subrepresentadas y ayudar a las personas a encontrar una voz que quizás no haya tenido antes”.

Persiguiendo cada oportunidad

Al crecer en los suburbios de las afueras de Atlanta, Georgia, Stearns admite entre risas que ella era la niña nerd a la que le gustaba la robótica.

“Mi mamá nos inscribió a mi hermana ya mí en campamentos de ciencias y en todas las oportunidades que se nos presentaron”, dice Stearns. “Ella fue muy proactiva al respecto y quería darnos todas las oportunidades”.

De hecho, la madre de Stearns fue la primera de su familia en asistir a la universidad y soñaba con asistir a la escuela de medicina antes de verse obstaculizada por sus costos prohibitivos. Stearns creció con la idea de la escuela de medicina siempre en el fondo de su mente, pero siempre había muchas cosas en las que estar interesada.

Como estudiante de la Universidad de Emory, su profesor favorito era un paleontólogo que estudia, entre otras cosas, eventos de extinción masiva y excrementos de animales. Durante su primer semestre, tomó su clase combinada de neurociencia, biología del comportamiento y ciencias ambientales y pensó que ese era el camino que seguiría porque “incorpora una visión del mundo más global, a escala macro, y soy una persona con un panorama muy amplio”. , a pesar de que voy a operarme”, explica.

Estudió iguanas en las Bahamas con este profesor, y por mucho que las poblaciones de iguanas hayan evolucionado, Stearns notó cómo sus propios intereses también evolucionaban gradualmente, desde investigar la biomasa de raíces de pastos nativos en Nuevo México hasta seguir a los médicos tibetanos en Dharamsala.

Obtuvo su Licenciatura en Ciencias y su Maestría en Salud Pública a través de un programa dual que le permitió concentrarse en la salud ambiental para sus estudios de posgrado. Como becaria del Instituto Oak Ridge para la Educación Científica (ORISE) en la Rama de Contaminación del Aire y Salud Respiratoria de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, amplió su comprensión de cómo lo macro debe equilibrar lo micro y cómo “las cosas que hacemos como individuos son importantes, pero todavía tenemos que abogar por el cambio de políticas a más niveles de toda la sociedad”, dice ella.

Abogar por las comunidades subrepresentadas

Fue mientras realizaba investigaciones durante sus estudios de posgrado y la beca ORISE que Stearns comenzó a retomar la idea de asistir a la escuela de medicina. Había investigado cómo las comunidades tradicionalmente subrepresentadas se ven afectadas de manera desproporcionada por la contaminación del aire y comenzó a ver cómo, como médica, podía apoyar y abogar por estas comunidades.

Como mujer negra, sintió firmemente que podría ser un modelo a seguir para los miembros de comunidades subrepresentadas que buscan educación médica. Se ha desempeñado como presidenta ejecutiva del Consejo de Estudiantes de Medicina, lo que le permitió no solo conectarse con la administración, la facultad y el personal, sino también participar en varios paneles y debates.

“Creo que es útil que la gente me vea en lugares, que otros estudiantes que se parecen a mí se vean reflejados en estos puestos”, dice Stearns. “No siempre es la responsabilidad más fácil, necesariamente, pero creo que la representación es importante, así que estoy dispuesto a asumirla”.

Cuando ingresó al trabajo clínico durante los primeros días de la pandemia de COVID-19, agradeció las responsabilidades de ejercer la medicina. Si bien disfrutó de cada una de sus rotaciones a través de las diversas especialidades médicas, incluso imaginando posibles carreras en cada una de ellas, gravitó más hacia la cirugía.

“Creo que una de las razones por las que me gusta la cirugía es que requiere una aptitud técnica que me recuerda la investigación que hice sobre la exposición a la sequía, el trabajo en el laboratorio de botánica, que era más práctico y técnico”, explica. “Al mismo tiempo, también tienes la búsqueda intelectual de la medicina que amo”.

Durante una rotación quirúrgica pediátrica en la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri, adquirió experiencia en lo que cree que se convertirá en su carrera profesional.

“Me encanta la pediatría porque amo a los niños y me encanta interactuar con pacientes pediátricos”, dice Stearns. “Creo que debido a que son tan jóvenes en su proceso de salud, hay oportunidades para la intervención con medicina preventiva. También son una población vulnerable de alguna manera porque no pueden defenderse por sí mismos, por lo que también puede haber oportunidades para participar en la defensa”.

Salir con las habilidades para hacer el bien

Stearns enfatiza que cuando comienza su residencia, duda en indicar la carrera profesional exacta que podría seguir porque quiere permanecer abierta a todas las posibilidades que encontrará. Sin embargo, en términos generales, mirando dentro de 20 o 30 años, “me gustaría ser directora de un departamento”, dice. “Hay tan pocos cirujanos pediátricos negros que me gustaría estar entre los pocos y estar en una posición en la que pueda efectuar cambios y trabajar con estudiantes diversos y únicos”.

Hasta que se dirija a Ohio este verano, está aprovechando las oportunidades para caminar y esquiar y pasar tiempo con amigos. También ha reflexionado sobre los cuatro años anteriores y los giros inesperados que ha dado su camino.

IMG_0237

Dottie Stearns siempre ha amado el aire libre y muchos aspectos de su educación han sucedido al aire libre.

“Esta es una de las cosas más difíciles que he hecho”, dice. “Me ha desafiado intelectual, emocional y psicológicamente, pero me ha cambiado la vida. Me he conectado con personas de ideas afines y he visto que no importa a dónde me lleve el camino, dejo esta experiencia con las habilidades para hacer algo bueno”.

Leave a Comment

Your email address will not be published.