Revelada, la ‘dieta de longevidad’ respaldada científicamente: el plan incluye CHOCOLATE pero elimina la carne roja

Si alguna vez necesitó una excusa para comer una barra de chocolate, no busque más, solo asegúrese de que esté oscuro.

Los investigadores ahora han nombrado al chocolate negro como una parte crucial de su ‘dieta de longevidad’.

Aunque deja espacio para disfrutar de ‘algo’ de su golosina favorita, la dieta requiere que la carne roja se elimine por completo.

Sus creadores también recomiendan ayunar todos los días, diciendo que todo debe comerse dentro de un período de 12 horas.

Los expertos de la Universidad del Sur de California revisaron cientos de estudios sobre nutrición durante la última década en su búsqueda para descubrir la dieta que “ofrece la mejor oportunidad de vivir más tiempo y de manera más saludable”.

Las legumbres, los cereales integrales y las verduras forman una parte fundamental de su plan de alimentación, al igual que muchos frutos secos y aceite de oliva.

Se permite algo de pescado y la ingesta de pollo debe mantenerse ‘muy baja’.

La carne roja o procesada debe eliminarse por completo, y el azúcar y los granos refinados, como el pan blanco, la pasta y los cereales, deben reducirse.

Investigadores estadounidenses han establecido una ‘dieta de longevidad’, una que puede ofrecer la mejor oportunidad de vivir más tiempo y de manera más saludable, después de revisar cientos de estudios sobre nutrición realizados durante el último siglo. Dicen que la ‘dieta óptima’ debe incluir muchas legumbres (en la foto), como lentejas y frijoles, así como cereales integrales y verduras. Los investigadores también recomiendan consumir algo de pescado, pero no carne roja o procesada y solo cantidades “muy bajas” de carne blanca. Bajo la dieta también se consumirían ‘buenos niveles’ de nueces y aceite de oliva y ‘algo’ de chocolate negro. Y también recomiendan ayunar durante al menos 12 horas al día y durante cinco días cada pocos meses para las personas con mayor riesgo de contraer enfermedades.

Sin embargo, los dos académicos detrás del estudio no especifican exactamente qué cantidad de ciertos alimentos deben comer las personas.

Seguir esta dieta puede “retrasar el envejecimiento” y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad, como la diabetes y el cáncer, dijeron los investigadores.

El autor principal, el Dr. Valter Longo, experto en envejecimiento y ciencias biológicas, argumentó que “no es una restricción dietética destinada solo a causar pérdida de peso”.

En cambio, su objetivo es retrasar el envejecimiento y “ayudar a evitar la morbilidad y mantener la salud hasta una edad avanzada”.

Una plétora de evidencia muestra que estos patrones de alimentación fomentarían la función celular saludable y evitarían la obesidad, la diabetes y el cáncer.

El Dr. Longo y la profesora Rozalyn Anderson, experta en envejecimiento de la Universidad de Wisconsin, publicaron sus hallazgos en la revista Celúla.

¿CÓMO DEBE SER UNA DIETA EQUILIBRADA?

Las comidas deben basarse en papas, pan, arroz, pasta u otros carbohidratos ricos en almidón, idealmente integrales, según el NHS.

Las comidas deben basarse en papas, pan, arroz, pasta u otros carbohidratos ricos en almidón, idealmente integrales, según el NHS.

• Coma por lo menos 5 porciones de una variedad de frutas y vegetales todos los días. Todas las frutas y verduras frescas, congeladas, secas y enlatadas cuentan

• Base las comidas en papas, pan, arroz, pasta u otros carbohidratos ricos en almidón, idealmente integrales

• 30 gramos de fibra al día: Esto es lo mismo que comer todo lo siguiente: 5 porciones de frutas y verduras, 2 galletas de cereales integrales, 2 rebanadas gruesas de pan integral y papa grande al horno con piel

• Tome algunos productos lácteos o alternativas lácteas (como bebidas de soya) eligiendo opciones bajas en grasa y azúcar

• Coma algunas alubias, legumbres, pescado, huevos, carne y otras proteínas (incluidas 2 raciones de pescado a la semana, una de las cuales debe ser grasosa)

• Elija aceites y productos para untar no saturados y consúmalos en pequeñas cantidades

• Beba de 6 a 8 tazas/vasos de agua al día

• Los adultos deben tener menos de 6 g de sal y 20 g de grasa saturada para mujeres o 30 g para hombres al día

Fuente: Guía Eatwell del NHS

Los estudios cubrieron dietas populares como la restricción calórica y la dieta cetogénica alta en grasas y baja en carbohidratos.

Los artículos también analizaron la dieta mediterránea favorita de las celebridades, así como el vegetarianismo y el veganismo.

También se examinaron diferentes tipos de patrones de alimentación, incluido el ayuno intermitente, que es frecuente y de corta duración.

Los investigadores compararon estas dietas con datos de vida útil de quienes las siguieron.

Una dieta ideal, según sus hallazgos, implicaría comer una cantidad moderada a alta de carbohidratos que represente alrededor de la mitad de la ingesta diaria de calorías de una persona.

También incorporaría una cantidad ‘baja pero suficiente’ de proteína principalmente de origen vegetal, que constituye alrededor de una décima parte de la dieta.

Un tercio de todas las calorías deben provenir de grasas de origen vegetal.

Y las personas que seguían la dieta solo comían pequeñas cantidades de azúcar y granos refinados, agregaron.

La dieta de longevidad también haría que las personas comieran la comida de un día en un período de 11 a 12 horas.

Y cada tres o cuatro meses, las personas con mayor riesgo de enfermedad ayunarían durante cinco días.

Los períodos de ayuno aumentan la autofagia, la forma en que el cuerpo elimina las células dañadas, y la regeneración celular en los tejidos del cuerpo, dijeron los investigadores.

Esto conduce a una función metabólica mejorada: la velocidad a la que el cuerpo quema calorías.

Y puede retrasar la inmunosenescencia, la función inmunitaria natural reducida que se presenta con la edad.

«La regulación de esta red de prolongación de la longevidad puede retrasar el envejecimiento y reducir los factores de riesgo o la incidencia de enfermedades relacionadas con la edad, como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas», afirma el estudio.

Los investigadores notaron que la dieta de longevidad es similar a las dietas de estilo mediterráneo, que se basan principalmente en plantas o pescetarianas.

Estos se siguen en lugares de ‘súper envejecimiento’ donde hay un ‘alto número’ de personas de 100 años o más, como Cerdeña en Italia, Okinawa en Japón y Loma Linda en California, dijo el equipo.

Sin embargo, la dieta de la longevidad es una ‘evolución’ de estas dietas al limitar las horas de comida y recomendar el ayuno.

El equipo ahora está planeando un estudio de 500 personas para estudiar más a fondo la dieta.

El equipo señaló que la dieta no se puede recomendar a todos y debe tener en cuenta la edad, el estado de salud y la genética, ya que los mayores de 65 años pueden necesitar más proteínas “para contrarrestar la fragilidad y la pérdida de masa corporal magra”.

Aconsejaron a las personas que hablaran con su médico antes de realizar cambios importantes en la dieta.

Y la pareja argumentó que la gente debería centrarse en “cambios más pequeños que se pueden adoptar de por vida” en lugar de grandes cambios que podrían tener efectos nocivos.

Dr Longo added: ‘The longevity diet is not a dietary restriction intended to only cause weight loss but a lifestyle focused on slowing ageing, which can complement standard healthcare and, taken as a preventative measure, will aid in avoiding morbidity and sustaining health into advanced edad.’

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.