Prospecto de análisis de sangre para la enfermedad de Parkinson

prueba de sangre

Crédito: CC0 Dominio público

Un equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Kiel ha desarrollado un método que detecta de forma fiable los cambios de proteínas en la sangre que son típicos de la enfermedad de Parkinson.

Hasta ahora, el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson se ha basado principalmente en trastornos típicos del movimiento, como rigidez muscular, movimientos más lentos y temblores. Sin embargo, la enfermedad comienza hasta veinte años antes de que se haga evidente como resultado de estos síntomas. Hasta la fecha, no ha habido ni parámetros sanguíneos ni exámenes de imagen para producir un diagnóstico definitivo, y mucho menos un reconocimiento temprano.

“Este es un dilema. Por supuesto, nos gustaría detectar la enfermedad en sus primeras etapas y desarrollar medidas para evitar que los pacientes se vuelvan rígidos, temblorosos y lentos”, explicó la Dra. Annika Kluge del “Arbeitsgruppe Früherkennung Parkinson” (grupo de trabajo sobre el reconocimiento temprano del Parkinson) (dirigido por: Profesoras Dra. Daniela Berg y Dra. Eva Schäffer) en la Facultad de Medicina de la Universidad de Kiel (CAU). Esta es la razón por la que numerosos grupos de trabajo de todo el mundo buscan biomarcadores clínicamente aplicables y fiables para esta enfermedad cerebral progresiva crónica.

El equipo dirigido por Kluge y la bioquímica profesora Friederike Zunke, que desde entonces se ha trasladado a la Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg (FAU), logró un gran avance en este sentido: “Desarrollamos una prueba bioquímica basada en sangre para el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson Con nuestro procedimiento, pudimos distinguir a los 30 pacientes con Parkinson de los 50 individuos de control con un grado muy alto de sensibilidad”. Los resultados ya se han publicado en la revista Cerebro.

Junto con el grupo de trabajo del Departamento de Neurología y el Instituto de Bioquímica de la Universidad de Kiel, también participaron el PD Dr. Philipp Arnold (ahora también en la FAU) y el profesor Ralph Lucius del Departamento de Anatomía. La profesora Daniela Berg, directora del Departamento de Neurología del Centro Médico Universitario Schleswig-Holstein (UKSH), Campus Kiel, enfatizó que: “Los resultados son realmente sensacionales. Forman la base sobre la cual se puede realizar un análisis de sangre para diagnosticar la enfermedad de Parkinson”. desarrollado.” Agregó, sin embargo, que el método para hacerlo requiere un mayor desarrollo para facilitar una aplicación de base amplia. Si las etapas tempranas de las enfermedades también se pueden detectar y si la prueba funcionará para enfermedades similares al Parkinson son preguntas que aún no se han respondido, agregó.

Detección directa de la proteína patógena en la sangre

El nuevo método se basa en tres pasos. El primer paso fue aislar las vesículas de las células nerviosas en el muestra de sangre. Las vesículas son pequeñas ampollas que se desprenden de las células y contienen la proteína de la célula original. “Por lo tanto, también es posible obtener vesículas de la sistema nervioso por medio de un estandarte prueba de sangre. Significa que puedo mirar dentro del cerebro cuando examino estas vesículas”, explicó la doctora asistente Annika Kluge del Departamento de Neurología de la UKSH, Campus Kiel.

El segundo paso fue buscar específicamente la proteína que causa la enfermedad en estas vesículas de células nerviosas aisladas. Esta es una forma modificada de α-sinucleína. Esta forma patógena de α-sinucleína se puede detectar a través de anticuerpos específicos de estructura. El joven médico está particularmente orgulloso del tercer y más significativo paso del método de detección. “En realidad, la mejor parte de nuestro trabajo es que logramos reproducir estas formas de α-sinucleína mal plegadas de los pacientes de Parkinson. Ya hemos logrado hacerlo con otros muestras de tejidopero nunca de vesículas extraídas de la sangre de los pacientes”.

Esta acumulación de α-sinucleína modificada patológicamente es lo que conduce a la destrucción de las células nerviosas afectadas y, en última instancia, causa la enfermedad. “El hecho de que pudiéramos detectar esta formación agregada confirma que las formas patológicas de α-sinucleína estaban presentes en la muestra”.


Los investigadores descubren una ‘doble vida’ para una proteína clave de la enfermedad de Parkinson


Más información:
Annika Kluge et al, Detección de α-sinucleína patológica derivada de neuronas en sangre, Cerebro (2022). DOI: 10.1093/cerebro/awac115

Información de registro:
Cerebro


Proporcionado por Christian-Albrechts-Universität zu Kiel

Cotizar: Prospecto de análisis de sangre para la enfermedad de Parkinson (23 de junio de 2022) recuperado el 23 de junio de 2022 de https://medicalxpress.com/news/2022-06-prospect-blood-parkinson-disease.html

Este documento está sujeto a derechos de autor. Aparte de cualquier trato justo con fines de estudio o investigación privados, ninguna parte puede reproducirse sin el permiso por escrito. El contenido se proporciona únicamente con fines informativos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.