Los PCP pierden miles en ingresos por codificación y facturación

Fuente:

Agarwal SD, et al. Ann Intern Med. 2022;doi:10.7326/M21-4770.

Divulgaciones: Agarwal no informa divulgaciones financieras relevantes. Consulte el estudio para conocer las divulgaciones financieras relevantes de todos los demás autores.


No pudimos procesar su solicitud. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde. Si continúa teniendo este problema, comuníquese con customerservice@slackinc.com.

Los médicos de atención primaria pierden alrededor de $40,000 de ingresos cada año porque brindan servicios preventivos que luego no codifican ni facturan, según los hallazgos del estudio publicados en Anales de Medicina Interna.

El programa de tarifas de los médicos de Medicare sigue desempeñando un papel importante en la forma en que se paga a los PCP, “a pesar de la proliferación de modelos de pago alternativos,” Sumit D. Agarwal, MD, millas por hora, de la división de medicina interna general y atención primaria del Hospital Brigham and Women’s y de la Facultad de Medicina de Harvard, y sus colegas.

Datos derivados de: Agarwal SD, et al. Ann Intern Med. 2022;doi:10.7326/M21-4770.

Los elementos críticos de la atención primaria continua e integral “no coinciden con los pagos basados ​​en visitas”, agregaron los investigadores. Debido a esto, CMS ha comenzado a agregar códigos de facturación a la Lista de tarifas de médicos de Medicare (MPFS) que reconocen la atención que los PCP brindan con frecuencia sin pago, como asesoramiento preventivo para perder peso o dejar de fumar. Pero la evidencia sugiere que los médicos no suelen utilizar estos códigos de facturación.

“Por ejemplo, solo el 0,2 % de los beneficiarios de Medicare tenían un reclamo de asesoramiento sobre obesidad en 2015, y solo el 2,3 % de los beneficiarios elegibles de Medicare tenían un reclamo de manejo de atención crónica en 2016”, escribieron Agarwal y sus colegas.

En un reciente estudio de modelado, los investigadores analizó los códigos de prevención y coordinación que se agregaron al MPFS y calculó cuántos ingresos podrían perder los PCP al no usarlos.

“Comprender la brecha entre los servicios prestados y el uso de códigos facturables podría ayudar a informar la estrategia en evolución de Medicare para optimizar el pago de los servicios de atención primaria”, escribieron.

Los investigadores utilizaron datos de encuestas de todo Estados Unidos y datos de reclamos de Medicare de 2020 para aproximar las tarifas a las que los PCP brindaron servicios y si se les facturó. Además, utilizaron un modelo de microsimulación validado de prácticas PCP para cuantificar la pérdida de ingresos.

Después de analizar 34 códigos distintos que representan 13 categorías de servicio, los investigadores encontraron que los PCP renuncian a “cantidades considerables de ingresos porque rara vez usan códigos de facturación para servicios de prevención y coordinación a pesar de tener pacientes elegibles y brindar servicios apropiados para el código a algunos de esos pacientes”.

Específicamente, el uso medio de los códigos de facturación fue solo del 2,3 %, aunque los investigadores encontraron que los PCP brindaban servicios de prevención y coordinación a más pacientes. Por ejemplo, brindaron servicios de prevención al 5% al ​​60,6% de los pacientes elegibles.

En total, durante 1 año, los PCP brindaron servicios preventivos que valieron hasta $40,187 en ingresos adicionales, aproximadamente el 16 % del salario anual de un PCP, según los investigadores.

“Por lo tanto, la creación de códigos de facturación adicionales para distintas actividades en el MPFS puede no ser una estrategia eficaz para respaldar la atención primaria”, escribieron los investigadores.

Agarwal y sus colegas estimaron que si un PCP brindara y facturara todos los servicios de prevención a solo la mitad de sus pacientes elegibles, podría agregar $124,435 a los ingresos anuales de la práctica. Para los servicios de coordinación, podrían agregar $86,082 en ingresos.

“Nuestros resultados sugieren que tener que navegar por los requisitos de elegibilidad, documentación, tiempo y componentes de numerosos códigos separados puede ser un obstáculo demasiado alto para justificar el esfuerzo de los PCP para usar esos códigos”, concluyeron los investigadores, señalando que los requisitos de facturación pueden ser “detallado y requerir la revisión de 500 o más actualizaciones de página de las reglas de pago de Medicare publicadas anualmente en el Registro Federal”.

En un editorial relacionado, Davoren Chick, MD, vicepresidente sénior de educación médica de ACP, escribió que es “tentador interpretar la infrautilización de los nuevos códigos de facturación como un simple problema de gestión de cambios”, pero “si los nuevos códigos realmente recompensaran financieramente a los médicos de atención primaria por importantes servicios mal pagados, No espere un registro tan pobre de adopción”. “Es más probable que la no adopción resulte de los propios códigos”, escribió Chick.

Además, señaló que es probable que los médicos participen en la detección y el asesoramiento, pero es posible que sus servicios no se brinden exactamente de la “manera facturable actualmente”.

“Por ejemplo, un médico que extiende una visita al consultorio para involucrar a un paciente en una discusión sobre hábitos alimenticios, ejercicio, establecimiento de metas o estrategias para perder peso puede no codificar el asesoramiento sobre obesidad; el código no se puede usar en combinación con una visita de evaluación y control de rutina, una visita de atención preventiva de rutina o una visita de bienestar anual de Medicare”, escribió Chick. “Para facturar a Medicare, un médico debe realizar al menos 15 minutos de servicios de asesoramiento por separado y documentar la implementación de un marco específico de terapia conductual. El código confiere un pago mínimo por el tiempo involucrado”.

Para frenar la pérdida de ingresos, “debemos empoderarnos con el conocimiento de las reglas de codificación para los servicios que brindamos comúnmente”, escribió Chick.

“Debemos usar el conocimiento no solo para optimizar el pago actual, sino también para abogar por el cambio”, agregó. “La infrautilización generalizada de los nuevos servicios preventivos y la coordinación de los códigos de atención refleja una falla del sistema, no una falla del médico”.

Referencias:

Leave a Comment

Your email address will not be published.