Los mayores errores de crianza que destruyen la salud mental de los niños

Crianza de los hijos es uno de los más física y emocionalmente exigente empleos en el mundo, ya que se trata de algo más que proporcionar un techo sobre la cabeza de un niño y comida en su estómago. Usted está tratando de desarrollar un niño valiente, independiente, amable, trabajador y humano, pero aunque hay muchas cosas que hacemos bien cuando se trata de ser padres, también hay algunas que pueden hacer más daño que bien.

Hay una delgada línea entre querer lo mejor para su hijo y empujarlo sin saberlo en la dirección equivocada. Con frecuencia, los padres ignoran el daño mental que están infligiendo a sus hijos y es común que declaren que “todo es para bien” cuando en realidad están dañando la mente de sus hijos.

En una entrevista con HT Lifestyle, la Dra. Malini Saba, psicóloga y presidenta de la ‘Fundación Anannke’, describió cinco formas en las que puede estar contribuyendo a la mala salud mental de su hijo y cómo puede prevenirla:

1. Hacer comparaciones entre su hijo y los demás – Uno de los actos de mala crianza más dañinos emocionalmente es la comparación con otros niños. Es la causa raíz de numerosos trastornos mentales en los niños, incluidos los complejos de inferioridad, una fuerte comprensión de que nunca serán lo suficientemente buenos, baja confianza, baja autoestima y falta de amor propio. Los padres comparan con frecuencia las opciones de carrera de sus hijos, el estado civil, la demostración de fe, los puntajes de las pruebas, etc. Los padres deben reconocer que la mente y el cuerpo de cada niño son distintos y que comparar a su hijo con otros solo causará problemas psicológicos y emocionales.

2. Ignorar las necesidades emocionales de su hijo – Ignorar las necesidades emocionales de su hijo es una especie de abandono en el que un padre crea deliberadamente una serie de defectos de personalidad que luego resultan ser mental y emocionalmente perjudiciales para sus hijos. El abandono y la ignorancia no suelen incluir la ausencia física; un niño también puede sentirse no deseado y descuidado a través de gestos menores. Cuando un niño está lastimado, incluso por algo pequeño, es esencial que los padres lo consuelen, lo consuelen, lo abracen si no se siente bien, celebre sus pequeñas victorias, lo defienda y, lo más importante, esté ahí para usted. niños cuando te necesitan. Si no satisface las necesidades emocionales de su hijo, eventualmente buscará otras fuentes de apoyo, lo que puede o no ser mejor para él a largo plazo.

3. Usar la culpa para salirse con la suya – Los padres pueden, sin darse cuenta, enviar a sus hijos a un viaje de culpa para que hagan algo por ellos en un intento de inducir sentimientos de remordimiento o vergüenza. De vez en cuando utilizan el chantaje emocional para inducir la culpa. Por ejemplo, frases como “sal y diviértete, no te preocupes por mí”, acusarlos de “no ayudar en las cosas de la casa”, “no considerar lo que los padres puedan necesitar” o “no tomo cuidar de mi salud porque estoy demasiado ocupado cuidando de sus necesidades”. En la superficie, puede parecer que están siendo considerados, pero sus acciones tienen la intención de provocar culpa. Cuando un padre infunde culpa en un niño, los efectos pueden ser catastróficos y duraderos, incluida la pérdida de confianza en sí mismo, la dificultad para creer que puede hacer algo correctamente y el desarrollo de dudas y baja autoestima. Una forma más saludable de manejar esa situación sería que el padre tenga un diálogo saludable y explique sus deseos o expectativas sin condenar o culpar a su hijo, que es una mejor manera de abordar la situación.

4. Exigencia de perfección – Se debe enseñar a los niños a alcanzar las estrellas, pero debe ser una opción y no un requisito. Para convertirse en un perfeccionista y sobresalir en todo, un niño se esfuerza constantemente y trabaja duro para lograr más y más. Este círculo vicioso nunca termina y el niño queda con una profunda sensación de insatisfacción y fracaso. Como resultado, se desarrollan problemas de salud mental como tristeza, estrés y ansiedad. Como padre, debe reconocer que es aceptable que su hijo no siempre sea impecable, que no obtenga las calificaciones más altas, que no gane premios y que no prospere en todos los esfuerzos.

5. Sobreprotección – Mantener a tu hijo en una burbuja segura elimina mucha ansiedad, pero protegerlo de los obstáculos dificulta su desarrollo. Considérese un guía, no un guardián. Permita que sus hijos experimenten la vida, incluso cuando es aterrador dejarlo ir. Les brindará la oportunidad de desarrollar confianza en su capacidad para manejar cualquier cosa que la vida les depare.

Aportando su experiencia al mismo, la Dra. Malvika Samnani, experta en Terapia Ocupacional, Integración Sensorial y Claridad del Habla y fundadora de Feeding Clinic, discutió cinco errores de crianza que se deben evitar:

1. Asumiendo que los niños siempre estarán de acuerdo en todo – Algunos niños son criados por padres que no les permiten expresar pensamientos u opiniones divergentes y pueden acusarlos de ser tercos, rebeldes, ignorantes o peor si lo hacen. Por lo general, estos padres no tolerarán ningún cuestionamiento de sus hijos, ya que incluso una simple pregunta implicaría que el niño no cree lo que el padre cree que “debería” creer. Los padres religiosamente tóxicos pueden referirse a sus hijos como “poseídos”. Otros padres disfuncionales pueden continuar usando etiquetas igualmente hirientes como “loco”. Esta es una mala crianza porque impide que el niño piense de forma independiente. Cuando los niños se ven a sí mismos de una manera desfavorable, es más probable que mantengan las cosas reprimidas y no digan nada en el futuro, lo que hace que su infancia sea tensa.

2. La comodidad es lo primero – Similar al fracaso, los niños necesitan experimentar situaciones “incómodas” para desarrollar fortaleza mental. Sin duda, probar cosas nuevas hará que los niños se sientan incómodos, pero es el primer paso para aprender que pueden descubrir un nuevo alimento que disfrutan, hacer nuevos amigos, sobresalir en un nuevo deporte, etc. Dales un empujón suave y asegúrales que estarás allí para apoyarlos.

3. Aspirar a vivir tus sueños incumplidos – Es posible que su hijo tenga más oportunidades y mejores instalaciones que usted, pero eso no significa que deba presionarlo para que haga lo que usted no pudo. Cada niño es único y, al igual que usted, su hijo puede tener distintas preferencias. Por lo tanto, moldear a los niños para que amen lo que amas es negarles la oportunidad de perseguir sus propios intereses. Esto puede afectar significativamente su salud mental.

4. No cuidar de ti mismo – A medida que los padres envejecen, se vuelve más sencillo mantener excelentes prácticas, por ejemplo, comer bien, hacer ejercicio con regularidad y tomarse un tiempo para descansar. Por lo tanto, es fundamental demostrar prácticas de autocuidado a sus hijos. Además, es esencial demostrar técnicas positivas de afrontamiento a sus hijos. Considere decirle a su hijo: “He tenido un día muy estresante en el trabajo y me voy a relajar con una taza de té y un buen libro”, etc.

5. Obligación de cumplir con reglas y normas socialmente establecidas – Muchas veces los niños tienen sus propias formas de expresarse y hay algunos que son, según la sociedad, ‘diferentes’. Ahora bien, “diferente” no significa “equivocado”, pero de acuerdo con las reglas y normas que ha creado la sociedad, no están bien. Por ejemplo, si un chico quiere aprender a cocinar, lo cual, según las normas sociales, es el interés y el pasatiempo de una chica, se le puede seleccionar para ello, pero eso no es lo ideal. Entonces, como padres, nunca debes obligar a tu hijo a limitar su personalidad, sino ayudarlo a mejorarla.

La mayoría de los padres cometen los errores de crianza mencionados anteriormente que a menudo se malinterpretan como inofensivos. A veces, los padres y la sociedad pueden no estar lo suficientemente informados sobre la salud mental de los niños para distinguir entre los malos y los buenos hábitos de crianza.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.