La telemedicina aumenta el acceso a la atención primaria de los pacientes afroamericanos: estudio

La mayor disponibilidad de telemedicina se asoció con un mejor acceso a la atención primaria para pacientes negros en 2020, según un nuevo estudio de la Universidad de Pensilvania.



El estudio, que utilizó datos administrativos de 60 clínicas de atención primaria en el sistema de Penn Medicine, comparó las tasas de cumplimiento de citas para pacientes negros y no negros en 2020 en relación con 2019. Durante 2020, el estudio encontró que la brecha significativa entre los dos grupos Las tasas de finalización de citas se redujeron constantemente.

el estudio fue Publicado en línea 2 de mayo en Telemedicina y e-Salud.

Antes del cierre relacionado con la pandemia de muchos consultorios médicos en marzo de 2020, según el estudio, los pacientes negros completaron entre el 60 % y el 63 % de las citas de atención primaria y los pacientes que no eran negros completaron entre el 72 % y el 73 % de sus citas. A fines de 2020, la tasa de finalización de citas para los afroamericanos era de aproximadamente el 68 % y la de los no afroamericanos seguía siendo del 72 %, dijo la autora principal del estudio, Krisda H. Chaiyachati, MD, MPH. Noticias médicas de Medscape.

Como señaló el estudio, los pacientes negros tradicionalmente han tenido menos acceso a la atención primaria que los pacientes blancos. “[Black patients] tienen más probabilidades de residir en áreas con un bajo suministro de proveedores de atención primaria, encontrar barreras de seguros, pasar más tiempo viajando a las citas médicas y tener obligaciones laborales o familiares que limitan su capacidad para completar las citas programadas”, escriben los autores del estudio.

Al comienzo de la pandemia, hubo informes de que menos personas negras que blancas usaban la telemedicina, especialmente las visitas por video, observó el estudio. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Houston de citas en 55 centros de salud calificados a nivel federal encontró que Los pacientes negros tenían un 35 % menos de probabilidades de usar la telemedicina en comparación con los pacientes blancos. Los autores explicaron esto al señalar que los negros tenían menos acceso a dispositivos informáticos e Internet que los blancos.

El estudio de Penn Medicine, realizado durante el mismo período en un gran sistema de salud académico, encontró lo contrario: en 2020, el 32,8 % de las citas programadas por pacientes negros fueron para visitas de telesalud, mientras que el 25,3 % de las citas realizadas por pacientes no negros fueron para telesalud.

Otra indicación de la importancia relativa de la telesalud para los pacientes negros fue cómo mantuvo sus tasas de visitas de atención primaria. “En relación con 2019, la cantidad total de visitas completadas para pacientes negros se mantuvo estable durante 2020”, escriben los autores. “Para los pacientes que no son afroamericanos, las visitas completadas se redujeron drásticamente durante el período de cierre de 2020 [March 13-June 6]en relación con 2019, antes de volver lentamente a la línea de base en junio”.

Las visitas telefónicas son un salvavidas para muchos

La capacidad de muchos pacientes negros de tener visitas de telemedicina se relacionó con el uso de Penn Medicine de visitas solo de audio, así como encuentros audiovisuales. Los pacientes negros y blancos tuvieron porcentajes similares de visitas por video, pero más pacientes negros tuvieron visitas telefónicas con sus proveedores.

“Los pacientes negros completaron una mayor parte de las visitas de solo audio, y estas visitas representaron una parte considerable de las citas de atención primaria completadas en 2020, en comparación con 2019 entre los pacientes negros”, señala el estudio.

Si las visitas telefónicas se hubieran eliminado de los datos, explicó Chaiyachati, “las visitas por video por sí solas habrían llevado las visitas de atención primaria al nivel de volumen de visitas de 2019. Creo que las visitas telefónicas lo empujan por encima de ese nivel [for Black patients].”

El volumen de visitas telefónicas, agregó, disminuyó durante el año. “Una de las razones es que las prácticas de atención primaria empujaban a los pacientes hacia las visitas audiovisuales, por las que era más probable que les pagaran. Además, las personas comenzaron a sentirse más cómodas y conocedoras de las visitas por video”.

Si más pacientes negros tuvieran acceso a la tecnología y ayuda para aprender a usar la telemedicina, dijo, es probable que la brecha de acceso a la atención primaria entre negros y no negros se reduzca aún más.

“Gran parte de la literatura muestra que hubo menos aceptación de la telemedicina entre los pacientes negros y de minorías en comparación con otros”, dijo Chaiyachati, profesor asistente de medicina en Penn Medicine. “Parte de eso se debe a la falta de acceso a los dispositivos y la falta de familiaridad con las herramientas de telesalud”.

Presentarse es más fácil con Telesalud

Otro componente del acceso a la atención primaria es acudir a las citas. Esto puede ser difícil para las personas que no pueden ausentarse del trabajo, tienen problemas en el hogar o carecen de transporte. Por lo tanto, las ausencias son muy comunes, especialmente entre los pacientes de Medicaid.

El estudio de Penn, dijo Chaiyachati, reveló que cuando la telesalud estaba disponible, los pacientes que no podían viajar a la clínica podían tener visitas de telesalud en el trabajo o en el hogar.

Otro hallazgo fue un poco más desconcertante: después del período de cierre inicial debido a la pandemia, cuando las personas comenzaron a regresar a los consultorios de atención primaria, las tasas de asistencia en persona completadas, canceladas y no presentadas para los no negros se acercaron a los niveles de 2019. Pero para los pacientes negros, la finalización de citas en persona aumentó y las ausencias disminuyeron.

Una posible explicación, dijo Chaiyachati, es que con la opción de telesalud, las personas negras que tenían problemas de salud menos apremiantes buscaron atención a través de la telemedicina, mientras que aquellos que realmente necesitaban ser atendidos acudieron a sus citas en el consultorio.

“El mayor acceso a las citas que vimos en este estudio permite que las personas obtengan su atención preventiva a través de la telesalud”, dijo. “De lo contrario, es posible que simplemente se lo hayan saltado”.

La gran pregunta ahora, agregó, es qué pasará luego de que finalice la emergencia de salud pública federal el 15 de julio. Si no se renueva o si el Congreso no aprueba una ley que haga permanentes los cambios en la política de telesalud del gobierno, la disponibilidad de telesalud se verá muy reducida.

“Tendría curiosidad por hacer un estudio de seguimiento dentro de 6 meses para ver si hay una reversión de estas ganancias en el acceso a la atención primaria”, dijo Chaiyachati.

Chaiyachati informó haber recibido subvenciones de los Institutos Nacionales de Salud, el Instituto de Investigación de Resultados Centrados en el Paciente (PCORI), RAND Corporation y Roundtrip, Inc; honorarios personales de la Escuela de Negocios de Villanova; junta de miembros de Primary Care Progress, Inc; honorarios de consultoría de Verily, Inc; y apoyo no financiero de Independence Blue Cross, Inc que están fuera del trabajo presentado.

Ken Terry es un periodista de salud y autor. Su último libro es “Reforma de la atención médica dirigida por médicos: un nuevo enfoque de Medicare para todos”.

Para obtener más noticias, siga a Medscape en Facebook, Gorjeo, instagram, YouTubey LinkedIn

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.