La aplicación web permite una intervención rápida en el envenenamiento pediátrico

Según la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP), las intoxicaciones pediátricas suponen actualmente el 0,3% de las consultas en los servicios de urgencias pediátricas. Aunque no es un motivo frecuente de consulta, en ocasiones puede ser un padecimiento grave que requiere una pronta atención. Los médicos pueden luchar con esta necesidad de acción rápida.

“Cuando llegan niños intoxicados necesitamos saber las características del fármaco: cuál es la dosis tóxica, qué presentaciones tiene, qué pruebas hay que hacerles a los niños”, dijo el Dr. Juan Carlos Molina Cabañero, miembro de la SEUP Intoxicaciones. Grupo de Trabajo. “Para hacer esto, debemos buscar en varias fuentes o llamar al Instituto Nacional de Toxicología. A veces, estos datos no se pueden encontrar, o lleva mucho tiempo encontrarlos, por lo que el tratamiento puede retrasarse o ser inapropiado”.

La nueva aplicación web TOXSEUP lleva información de los 137 fármacos que más frecuentemente provocan intoxicaciones en niños y adolescentes, para que el médico tenga un acceso rápido y gratuito a los datos necesarios para el manejo de estos pacientes. “Escribes el nombre del fármaco en el buscador, y aparece una ficha con todas las características que debes saber sobre este fármaco para atender adecuadamente el cuadro de intoxicación: cuándo empieza a actuar el fármaco, cuándo finaliza la acción del fármaco, qué síntomas que puede producir, cuánto tiempo hay que vigilar a los niños, etc. Es rápido, muy preciso y accesible”, dijo Molina Cabañero, quien edita la aplicación.

Aunque la guía es de libre acceso y puede ser utilizada por cualquier persona, la información farmacológica que proporciona es estrictamente médica. Incluye datos sobre pico sérico, metabolismo, volumen de distribución, mecanismo de acción, efectos tóxicos, aparición de síntomas, dosis tóxica, dosis letal, descontaminación, tratamiento de soporte y antídotos.

Causas más comunes

La mayoría de las veces, las intoxicaciones pediátricas resultan del contacto accidental con sustancias que, por la baja cantidad ingerida, o por sus características, no son tóxicas y requieren poca actuación por parte del pediatra. Sin embargo, el envenenamiento ocasionalmente puede causar una situación potencialmente mortal. De hecho, entre el 5% y el 10% de las consultas por intoxicaciones son graves, según datos del Grupo de Trabajo de Intoxicaciones de la SEUP. En este grupo, que aglutina a más de 40 hospitales de España, se informan los casos de intoxicación que se han producido en los diferentes hospitales. Es un observatorio toxicológico que indica cuáles son las intoxicaciones más frecuentes y cómo evolucionan en el tiempo.

“Actualmente, la causa más común son los psicofármacos, seguidos de los antipiréticos, y dentro de este grupo, el paracetamol es el más común. El siguiente grupo son los antiinflamatorios”, dijo Molina Cabañero. También advirtió de un cuarto grupo, los anticatarrales, que no deben tomar los niños por sus efectos secundarios. “La intoxicación más grave que hemos visto en niños es por fármacos anticatarrales, que deberían estar prohibidos en la edad pediátrica y que los niños no deben tomar por sus múltiples efectos secundarios. Suelen incluir una mezcla de varios medicamentos, como antitusivos, antihistamínicos o vasoconstrictores, que están contraindicados en niños”.

Grupos de edad más afectados

Los casos de intoxicación pediátrica se dividen en dos grupos de edad: niños en edad preescolar menores de 5 años y adolescentes. “En el grupo de 1 a 5 años la intoxicación es accidental y sabemos qué fármaco ha ingerido el paciente. Suele ocurrir porque el niño a esa edad tiene muchas ganas de descubrir y por descuido de los padres toma pastillas que se almacenan de forma inadecuada, también ocurre en ocasiones porque los padres se equivocan al dar la dosis del fármaco que se le prescribió a su hijo, en el otro grupo, el de los adolescentes, la intoxicación suele ser voluntaria, ya sea con fines recreativos (drogas, alcohol ), o autolesiones, es decir en el caso de pacientes con problemas psicológicos, estas condiciones son más complejas de tratar, porque a veces transcurre mucho tiempo entre la toma y la consulta, lo que dificulta el tratamiento porque el fármaco ya ha sido absorbido , dijo Molina Cabañero.

En cuanto a la gravedad de las intoxicaciones, destacó que “la más grave en los adolescentes es la provocada por el paracetamol, que es muy hepatotóxico. En algunos casos, incluso necesitan una trasplante de hígado. En niños también hemos visto intoxicaciones por anticatarrales que requieren ingreso en UCIP”. ¿Por qué paracetamol? “Cuando los adolescentes experimentan ideación suicida (pensamientos constantes o ideas encaminadas a suicidarse), toman cualquier fármaco que encuentran a su alrededor y el paracetamol es habitual en casa . En adolescentes, es una droga con la que siempre debemos tener cuidado”, advirtió.

Esta aplicación web está destinada a ayudar a los médicos a tratar todos estos tipos de envenenamiento. Se han agrupado los fármacos que tienen características comunes y que comparten acciones comunes para su tratamiento, y también se han tenido en cuenta las características específicas de cada fármaco. Por último, uno de los aspectos más importantes de la aplicación se encuentra al final de cada archivo. Se indica el tiempo que el paciente debe permanecer en observación en el hospital y los criterios para su envío a domicilio, en función de la dosis ingerida y de las características del paciente.

Este artículo fue traducido de Univadis España.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.