En Carolina del Norte, UNC Horizons reinventa el tratamiento de adicciones para padres

Horizontes de la UNC proporciona atención residencial para personas embarazadas y padres con trastornos por uso de sustancias y es uno de los pocas instalaciones residenciales en el país que permiten que los niños se queden con uno de los padres. Aproximadamente la mitad de las pacientes que ingresan al programa están embarazadas y muchas dan a luz mientras están en el programa, que es una división del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. (Lea más sobre las perspectivas de los pacientes sobre el programa UNC Horizons).

Esta entrevista con Hendrée Jones, Ph.D., directora de división y directora ejecutiva de UNC Horizons y profesora en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de UNC, ha sido editada por su extensión y claridad.

P: ¿Por qué UNC Horizons se enfoca en el tratamiento de personas embarazadas y padres?

Cortesía de Hendrée Jones

R: La idea es brindar atención integrada, para que las personas embarazadas puedan ver a su proveedor de obstetricia y recibir servicios de salud del comportamiento. Y luego sus hijos pueden quedarse con ellas aquí después de dar a luz, o pueden entrar en tratamiento con sus hijos. La mayoría de nuestros pacientes usan opioides; priorizamos a las personas embarazadas que se inyectan opioides o están saliendo de prisión, dado el alto riesgo de muerte por sobredosis en estas poblaciones.

P: ¿Qué servicios ofrecen?

R: Tenemos una clínica de atención prenatal y un centro de desarrollo infantil sensible a traumas con licencia de cinco estrellas, donde todos los niños son examinados, evaluados y reciben servicios. También ofrecemos terapia materno-infantil, intervenciones conductuales como terapias conductuales cognitivas y dialécticas para trabajar en el cambio de comportamiento y habilidades de afrontamiento, entrevistas motivacionales y terapia grupal. Y trabajamos arduamente para asegurarnos de que cada servicio que brindamos esté basado en evidencia.

P: ¿Proporcionan medicamentos para el trastorno por uso de opioides (OUD)?

R: Ofrecemos buprenorfina y naltrexona, y contratamos a un proveedor local de metadona. De esa manera, las personas pueden tener “voz y elección” sobre qué medicamento se adapta mejor a sus necesidades. Comienzan reuniéndose con nuestra enfermera practicante, quien determina si tienen un OUD y luego habla sobre los pros y los contras de cada medicamento, así como sobre la desintoxicación o la abstinencia gradual durante el embarazo. La pregunta que siempre nos hacemos es: “¿Qué papel está jugando la medicación en su vida para permitirle ser lo mejor posible y vivir la vida que desea?” Para algunos, lo que quieren es seguir tomando un medicamento para tratar una afección crónica. Para algunos, no lo es; sienten que hay demasiado estigma y presión externa para sentirse cómodos continuando con su tratamiento con medicamentos.

P: ¿Y es seguro que los pacientes con OUD tomen medicamentos durante la crianza?

R: Sí. Los medicamentos pueden estabilizar a los padres, lo que ayuda a estabilizar a los niños. Una forma de superar el estigma y la discriminación contra los padres que toman estos medicamentos es ofreciendo educación y capacitación a muchos profesionales de servicios sociales y de atención médica. Por ejemplo, tenemos una maravillosa colaboración con los proveedores de Servicios de Protección Infantil (CPS) de nuestro condado, y tenemos esfuerzos de educación recíprocos para nuestros equipos. Capacitaremos a su equipo sobre los beneficios de los medicamentos para OUD, y brindarán educación a nuestros pacientes y equipo sobre el proceso de CPS y las formas de asociarse. También es gratificante para todos cuando CPS ve que nuestros pacientes están bien con sus hijos bajo su cuidado.

P: ¿Cuáles son los beneficios de mantener unidas a las familias durante el tratamiento?

R: Los padres no tienen que tomar esa decisión desgarradora: “¿Voy a seguir enfermo mientras trato de criar a mi hijo, o voy a buscar tratamiento para recuperarme y abandonarlo?” los traemos [patients and their children] juntos y sanar esa relación. Mamá está trabajando en su relación consigo misma, su relación con su hijo y la relación de vivir con los otros residentes.

P: ¿Cómo se benefician los niños, aparte de estar con uno de los padres?

R: Los niños que viven en nuestro programa alcanzan sus hitos y, a veces, incluso los superan cuando se van. Les ofrecemos estructura con nuestras intervenciones de crianza y un lugar seguro para vivir con rutina, estructura y previsibilidad.

Y nuestros terapeutas materno-infantiles trabajan muy de cerca con las escuelas de los niños. Interactuamos con las madres y el sistema escolar con frecuencia.

P: ¿Cómo es la vivienda para los pacientes y sus hijos?

R: Las unidades residenciales están en edificios de apartamentos que alquilamos y tenemos licencia como programa de tratamiento. Cada paciente tiene su propio apartamento y, según el tamaño del apartamento y la edad de los niños, puede llevar hasta dos o tres niños con ellos. Tenemos reglas, como toque de queda y control del personal cada pocas horas, pero no es una instalación cerrada.

P: ¿Qué sucede cuando los pacientes se van?

R: Los pacientes tienen un terapeuta ambulatorio y un psiquiatra que pueden recetar medicamentos OUD hasta seis meses después de dejar la residencia. Y tenemos un cuadro de personas que ayudan a conectar a nuestros pacientes con médicos de atención primaria, departamentos de salud locales, dentistas locales y bancos de alimentos locales, todo lo que las personas necesitan para sentirse apoyadas en su comunidad. Los niños también tienen acceso continuo a nuestro centro de desarrollo infantil incluso después de que se van.

P: ¿Cómo se financia UNC Horizons?

R: Una parte de los fondos de subvención en bloque de Carolina del Norte del Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental apoya el programa, con fondos estatales equivalentes también. Y recibimos el reembolso de Medicaid por los servicios facturables, que respalda aproximadamente el 40 % de nuestros fondos. También tenemos donantes que llenan las brechas de financiamiento para que podamos brindar otros servicios, como ayudar a las mujeres a volver a la escuela, asegurar un empleo, eliminar sus tatuajes no deseados, recibir atención dental o restaurar su licencia de conducir.

P: ¿Cree que su programa es replicable?

R: Absolutamente, con un esfuerzo concertado, colaboración, un enfoque de múltiples partes interesadas y un campeón para armar este complejo programa. Se necesita una asociación público-privada para que un programa como el nuestro tenga éxito.

Leave a Comment

Your email address will not be published.