El experto en políticas Paul Cillo se retirará del grupo de expertos del Instituto de Activos Públicos

Después de casi 20 años al frente del centro de estudios sobre políticas públicas Instituto de Activos Públicos, Paul Cillo dejará el cargo a fin de año.

“Yo amo lo que hago. No estoy cansado de eso”, dijo Cillo, de 69 años. “Es más que siento que es hora”.

Desde que se desempeñó como senador estudiantil en la escuela secundaria, Cillo ha estado involucrado en la política. Se ha desempeñado a nivel local y estatal. Pero a pesar de su tiempo en un cargo electo, incluidos 10 años en la Cámara de Representantes, Cillo dijo que nunca se sintió como un político.

“Los legisladores tienen que lidiar con mil asuntos en el momento. Es muy difícil pensar a largo plazo”, dijo. “Sentí que había una necesidad de ese tipo de trabajo, una entidad independiente que estuviera pensando en eso”.

En 2003, Cillo inició Bienes Públicos. En ese momento, el conservador Instituto Ethan Allen era el principal y notable grupo de expertos en Vermont. La misión declarada de Public Asset, de “mejorar el bienestar de todos los habitantes de Vermont, especialmente de los más vulnerables”, tiende a alinearse con la política progresista, incluida la justicia racial, social y económica.

“Lo que estamos impulsando son políticas que la Legislatura, la administración del gobernador pueden promulgar para que el estado funcione para todos”, dijo Cillo.

Antes de formar Public Assets, representó a Hardwick, Walden y Stannard durante cinco mandatos en la Cámara, incluidos cuatro años como líder de la mayoría. En ese tiempo, desarrolló una experiencia en la financiación de la educación, y eventualmente tomó ese conocimiento de política esencial para lanzar Public Assets.

Cuando la Corte Suprema de Vermont dictaminó que la fórmula estatal de financiación de la educación era inconstitucional en el histórico 1997 Brighamv. Estado de Vermont decisión, Cillo, como líder de la mayoría, trabajó para desarrollar una solución.

La Ley 60, la ley de financiación de la educación reinventada de Vermont, buscó una solución equitativa para la financiación por alumno en cada distrito. Cillo había trabajado en la idea años antes en colaboración con colegas del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara y analistas de la Oficina Fiscal Conjunta.

Su colega del comité, John Freidin, relató sus años abogando por la transformación de la financiación de la educación, viajando por el estado para ganarse a los votantes y haciéndose reír mientras estudiaban detenidamente los datos de financiación de la educación.

Freidin recordó una reunión particular en Ways and Means con un oficial fiscal del departamento de educación. Cillo quería que el analista presentara una sola hoja de papel que describiera los ingresos y gastos en educación. Cuando descubrió que no existía tal hoja, Cillo trabajó con el oficial de finanzas para crearla.

Deb Brighton, quien trabajó en la Oficina Fiscal Conjunta durante la aprobación de la Ley 60, recordó el marcado tacto no partidista de Cillo.

“Paul tiene esta increíble combinación de habilidades, que puede comprender el panorama general, puede comprender los pequeños detalles”, dijo Brighton. “Y puede entender cómo presentarlo para que la gente lo entienda y lo compre”.

En ese momento, los legisladores de Vermont carecían de un modelo sobre el cual basar su nueva idea de financiación de la educación, dijo Brighton. El acto 60 requirió imaginación, trabajo en equipo y un trabajo duro y agotador.

Catherine Benham, directora fiscal de la Oficina Fiscal Conjunta, era analista en la oficina cuando se aprobó la Ley 60. Hizo hincapié en el liderazgo de Cillo para hacer realidad la legislación.

“No todos quieren prestar atención a todos los aspectos: detalles de la política y la política”, dijo Benham. “Él estaba dispuesto a lidiar con todo eso”.

Luego de dejar la Legislatura y fundar Bienes Públicos, el nuevo think tank de Cillo trabajó en Transparencia de Vermont, en colaboración con el Instituto Ethan Allen. La empresa buscaba hacer que la información sobre el presupuesto del estado fuera fácilmente accesible, compilando datos de varias fuentes en un solo formato de búsqueda.

John McClaughry, fundador del Instituto Ethan Allen, dijo que su grupo de expertos recibió una subvención para el proyecto, pero carecía de la experiencia para crear la plataforma de transparencia. Le pidió a Cillo que colaborara y Cillo se despidió de inmediato.

“Claramente no estábamos de acuerdo en algunas cosas, pero él era un analista político serio y se podía confiar en su análisis”, dijo McClaughry.

Jack Hoffman trabajó codo a codo con Cillo como analista principal de políticas en Public Assets, ayudando a agregar datos para el proyecto de transparencia. Hoffman, quien trabajó durante 25 años como periodista, dijo que Cillo le enseñó a escribir de manera más concisa.

“Mi escritura mejoró enormemente al trabajar con Paul”, dijo. “Decir (las cosas) de forma clara y precisa, y en la menor cantidad de palabras posible. Creo que eso se refleja en nuestros informes”.

Cuando se le preguntó sobre su futuro, Cillo se encogió de hombros: primero un año libre, luego considerará lo que sigue.

¿Te estás perdiendo la última primicia? Regístrese para la lectura final para un resumen de las noticias del día en la Legislatura.

¿Sabías que VTDigger es una organización sin fines de lucro?

Nuestro periodismo es posible gracias a las donaciones de los miembros. Si valora lo que hacemos, contribuya y ayude a mantener este recurso vital accesible para todos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.