Descripción general, beneficios, tipos y más

La terapia de imago, también conocida como terapia de relación de imagen (IRT), es una forma de terapia de relación. Su objetivo es ayudar a los socios a escuchar profundamente las preocupaciones y necesidades de los demás, desarrollar empatía y comprensión, y sanar juntos de experiencias pasadas.

Partiendo de la premisa de que las personas reflejan las experiencias amorosas de la infancia en sus relaciones adultas, la idea es que la terapia Imago puede ayudar con la comunicación, aumentar los sentimientos positivos entre las parejas y mejorar la intimidad.

Aunque las parejas que experimentaron conflictos fueron la motivación para desarrollar la terapia Imago, las personas que no están en una relación también pueden beneficiarse al probar esta terapia.

Este artículo explica qué es la terapia Imago y las formas en que puede ayudar a las personas. Examina los tipos, técnicas, beneficios y limitaciones de la terapia.

En 1980el Dr. Harville Hendrix y la Dra. Helen LaKelly Hunt desarrollaron la terapia Imago después de sus propias experiencias de divorcio. Imagen es imagen en latín, y la terapia Imago tiene sus raíces en la idea de que las imágenes que las personas desarrollan en la primera infancia juegan un papel importante en las parejas que eligen y las relaciones que crean con ellas.

La teoría es que cuando las parejas tienen conflictos, las experiencias en la primera infancia a veces pueden ser la causa.

Por ejemplo, una persona puede sentir que sus padres o cuidadores no escucharon sus sentimientos o problemas en la primera infancia. Cuando su pareja actúa de una manera que ellos ven como distante o indiferente, puede provocar una fuerte reacción emocional.

En algunos casos, es posible que una persona ni siquiera se dé cuenta de que estas experiencias todavía la afectan. La terapia de imago tiene como objetivo hacer que ambas partes sean conscientes de sus experiencias de la primera infancia y de la otra parte y cómo pueden relacionarse con los conflictos que experimentan en su vida adulta.

Cuando ninguna de las personas es consciente de la causa o motivación detrás de las acciones de la otra, el conflicto puede repetirse. La terapia Imago tiene como objetivo ayudar a las personas a superar estos problemas al abordar los problemas de la infancia y alentar la curación y el crecimiento dentro de la relación.

La terapia Imago tiene como objetivo fomentar la comprensión y la curación en las relaciones, y puede ayudar a las parejas de varias maneras.

POSEE estudio 2021 descubrió que la terapia Imago ayudó a las parejas a mejorar la calidad de su relación en las siguientes áreas:

  • satisfacción de la relación
  • confianza
  • compromiso
  • conflicto repetido
  • intimidad física y emocional
  • agotamiento de la relación

Obtenga más información sobre lo que hace que una relación sea saludable.

La terapia Imago es principalmente para parejas que experimentan conflictos y buscan resolver problemas en su relación.

Sin embargo, también puede ser beneficioso para otras parejas, ya que puede ayudarlos a comprender cómo sus relaciones en la infancia pueden haber afectado su relación actual.

Las personas solteras o las personas en las primeras etapas de las citas también pueden beneficiarse de la terapia Imago, que puede brindarles herramientas para crear conexiones saludables con parejas potenciales.

Obtenga más información sobre cómo las relaciones pueden afectar la salud mental de una persona.

En las sesiones de terapia Imago, un terapeuta guía a las parejas a través de una conversación estructurada para ayudarlos a obtener comprensión y empatía y minimizar los comentarios y juicios hirientes.

La pareja se turnará para actuar como “emisor” y “receptor” y trabajará en tres pasos:

  1. Reflejo: El primer paso de la conversación es la duplicación. El remitente expresará un sentimiento o preocupación, y el receptor parafraseará la preocupación en el mismo tono, sin juzgar.
  2. Validando: El siguiente paso es la validación, que implica que el receptor se ponga en el lugar de su pareja y explique por qué sus sentimientos tienen sentido, incluso si el receptor no está necesariamente de acuerdo.
  3. empatizando: Después de reflejar y validar las preocupaciones de su pareja, el receptor empatiza y le dice al remitente cómo imagina que eso debe hacerles sentir. Por ejemplo, un receptor puede decir: “Cuando no te envío un mensaje de texto cuando llego tarde a casa, escucho que te hace sentir que no me importa cómo te sientes. Me imagino que eso debe hacerte sentir muy preocupado y solo”.

Esta técnica, conocida como diálogo de pareja, tiene como objetivo crear una sensación de seguridad incluso en momentos de conflicto.

Otras técnicas de terapia Imago incluir:

  • Diálogo padre-hijo: Esto implica que el remitente le cuente al receptor sobre su primera infancia e identifique sus sentimientos hacia su cuidador. Esto le permite al receptor comprender mejor qué necesidades no fueron satisfechas en la infancia del remitente y cómo eso puede afectar su relación actual.
  • Solicitud de cambio de comportamiento: El remitente expresa una frustración que tiene en la relación y explica cómo se relaciona con sus necesidades previamente insatisfechas. Luego, el remitente sugiere tres pequeños cambios y el receptor elige uno para probar. Esto fomenta la resolución de conflictos con una atmósfera de empatía y resolución de problemas orientada a objetivos.
  • El estudio de Imago: Esta evaluación implica que cada socio identifique los rasgos positivos y negativos que su pareja comparte con un cuidador de su infancia. Este ejercicio educativo puede ayudar a arrojar luz sobre las posibles causas de fricción en la relación.

La terapia de imago tiene como objetivo utilizar el conflicto como una oportunidad para que una persona aprenda sobre su pareja y obtenga un nivel de comprensión sobre sus sentimientos y experiencias de vida. Puede ayudar a las parejas a crecer juntas.

La terapia de imago involucra a un terapeuta, pero su función no es dar consejos o controlar la conversación. En cambio, su objetivo es ayudar a estructurar la conversación y crear un entorno colaborativo donde todos los miembros de la sesión trabajen juntos. Esto puede permitir que las parejas sientan que sus conversaciones son más auténticas para su propia dinámica, haciéndolas sentir que tienen más control.

POSEE estudio 2022 descubrió que la terapia Imago era más eficaz que la terapia cognitiva conductual de pareja para aumentar la tolerancia al fracaso y los sentimientos positivos entre los miembros de la pareja y para reducir el aburrimiento conyugal.

Investigar también muestra que la terapia Imago es efectiva para mejorar la actitud de una persona hacia el amor, por ejemplo, ayudándola a abordar y manejar las expectativas que pueden haber creado las experiencias pasadas.

POSEE estudio 2017 encontró que, después de ocho sesiones de terapia Imago, las parejas informaron una mejora en su intimidad y niveles más bajos de agotamiento marital en comparación con un grupo de control. Tiempo alguna investigación ha encontrado que los puntajes de satisfacción conyugal pueden disminuir una vez que finalizan las sesiones de terapia con Imago, los autores señalan que estos puntajes siguen siendo más altos de lo que eran antes de que se llevaran a cabo las sesiones.

POSEE estudio 2018 descubrió que la terapia Imago ayudó a mejorar la salud mental de las parejas al brindarles las herramientas para ayudar a satisfacer sus necesidades emocionales, físicas e intelectuales juntos.

Más lejos investigar muestra que la terapia Imago puede ayudar con los patrones de comunicación entre las parejas.

Si bien la investigación muestra que la terapia Imago puede ayudar a las parejas de varias maneras, es posible que no sea adecuada para todos.

La terapia Imago sigue una conversación muy estructurada y puede que no sea la mejor terapia para alguien que quiere un estilo de conversación más fluido.

En algunas situaciones, como las que involucran el uso indebido de sustancias o problemas graves de salud mental, la terapia individual puede ser más adecuada que la terapia de pareja.

En casos de relaciones abusivas, la terapia de pareja puede ser inadecuado. Si una persona sabe o sospecha que está en una relación abusiva, la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica ofrece ayuda anónima por teléfono, mensaje de texto o chat en línea a personas en los Estados Unidos.

Aprenda cómo encontrar otros tipos de terapia de relación en línea.

La terapia Imago tiene como objetivo explorar las raíces del conflicto dentro de una relación y crear un diálogo que pueda ayudar a los socios a sanar juntos las experiencias de la primera infancia.

La evidencia sugiere que las técnicas de terapia de Imago pueden ayudar a mejorar muchos aspectos de una relación y conducir a niveles más altos de empatía.

Aunque la terapia Imago tiene un gran potencial para mejorar las relaciones, algunas situaciones pueden requerir terapia individual u otras formas de apoyo.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.