Debate candente sobre propuesta de UC para establecer criterios para estudios étnicos de secundaria

Crédito: Allison Shelley para la educación estadounidense

Un influyente comité de profesores de la Universidad de California ha archivado un borrador de política para exigir criterios para los cursos de estudios étnicos de la escuela secundaria que los críticos caracterizan como estrechos, ideológicos y activistas.

Los profesores que escribieron el borrador prometen luchar por él, en lo que podría convertirse en una batalla combativa y muy pública sobre quién decide qué aprenderán los estudiantes de secundaria de California sobre el patrimonio, la historia, la cultura y las luchas de los grupos históricamente subrepresentados del estado. .

La propuesta había pasado por varias iteraciones y parecía estar en camino de presentarse ante la Junta de Regentes de la UC para su aprobación. En cambio, la Junta de Admisiones y Relaciones con las Escuelas o BOARSque inició el esfuerzo, ha retrocedido en medio de preguntas y debates continuos dentro y fuera de la UC.

La propuesta agregaría un semestre de estudios étnicos como un nuevo requisito “H” a los cursos 15 AG de matemáticas, inglés, ciencias, historia, idioma extranjero y artes visuales/escénicas que se requieren para la admisión a la UC. Sería un sustituto de una materia optativa o sería el enfoque de un curso de inglés o de historia y no sería un curso adicional. También se aplicaría a los solicitantes de la Universidad Estatal de California, ya que CSU ha adoptado los mismos requisitos de admisión.

Minutas de una reunión de BOARS del 6 de mayo no especificó las preocupaciones de los miembros, aparte de afirmar que los miembros “no estaban convencidos” de que los autores del borrador de criterios, en su mayoría profesores de estudios étnicos de la UC, habían respondido suficientemente a los problemas que BOARS había planteado. El acta señaló que una versión inicial de la propuesta de la UC era similar a la primera versión del Currículo Modelo de Estudios Étnicos de las escuelas secundarias del estado, que el Gob. Gavin Newsom tuvo reseñas en octubre de 2020 al vetar un proyecto de ley que obliga un curso de estudios étnicos como requisito de graduación.

En su mensaje de veto, Newsom calificó el marco curricular estatal propuesto como “insuficientemente equilibrado e inclusivo” y dijo que debería modificarse sustancialmente. En respuesta a la crítica de Newsom, la Junta de Educación del Estado adoptó un marco más amplio y moderado, y el año pasado Newsom firmó una legislación que exige un curso de estudios étnicos para graduarse, a partir de 2029-30.

Muchos de los profesores de estudios étnicos y maestros de secundaria que escribieron el controvertido primer borrador del estado rechazaron la versión adoptada en marzo de 2021 como “comprometida”. Posteriormente formaron la Coalición de Currículo Modelo de Estudios Étnicos Liberados y escribieron un marco de currículo alternativo que, según dijeron, es fiel a los principios que surgieron del movimiento de estudios étnicos de la década de 1960.

Algunos de los mismos profesores, a su vez, sirvieron en un grupo de trabajo de 20 miembros para el borrador de los criterios de la UC. Tres de los seis autores de los criterios han respaldado la versión liberada y un cuarto, Tricia Gallagher-Guertsen profesor de estudios de educación y UC San Diego, participa activamente en la Coalición de Currículo Modelo de Estudios Étnicos Liberados. Si bien no es idéntico, el lenguaje del borrador de los criterios de la UC es muy similar al plan de estudios liberado, con llamados a desarrollar una “conciencia crítica”, “crear y honrar movimientos anticoloniales y de liberación que luchen por la justicia social” y “desmantelar los sistemas de opresión”. y deshumanización” en muchas formas. (Consulte las páginas 11 a 13.)

Vienen protestas

El acta del 6 de mayo señaló que BOARS reconsiderar cómo los cursos de estudios étnicos podrían alinearse mejor con el plan de estudios aprobado por la Junta Estatal.

“No se han tomado decisiones finales”, dijo en un correo electrónico la presidenta de BOARS, Madeleine Sorapure, ex directora del Programa de Escritura de UC Santa Barbara, y la junta “continúa participando en una discusión sólida”.

Los dos coautores principales del plan de estudios de estudios étnicos propuesto denunciaron la acción de BOARS después de que se les informara que BOARS ya no necesitaría su ayuda. En una declaración del 12 de mayoAndrew Jolivette, profesor y catedrático de Estudios Étnicos en UC San Diego, y Christine Hong, profesora asociada y catedrática de Estudios Críticos Raciales y Étnicos en UC Santa Cruz, acusaron a los miembros de BOARS de ceder ante “cargos falsos” y “temor de Fox”. Noticias y reacción de los supremacistas blancos”.

Llamaron a los simpatizantes a escribir a los líderes de la UC en defensa del proyecto de criterios; más de 1.200 personas y organizaciones hasta el momento pueden haber firmó una carta comparar el esfuerzo actual para extender los criterios de estudios étnicos en la escuela secundaria con las huelgas estudiantiles de 1968 en San Francisco State y UC Berkeley que crearon departamentos de estudios étnicos en las universidades. “El momento de los estudios étnicos era entonces. El momento de los estudios étnicos es ahora”, dijo.

En una entrevista, Jolivette dijo sobre el rechazo a la decisión de BOARS: “Solo se hará más grande y no desaparecerá; habrá protestas”.

Jolivette dijo que el grupo de redacción había pasado un año trabajando en los criterios a través de varios borradores. “Hicimos lo que nos pidieron que hiciéramos. Fue un esfuerzo muy serio y merece una atención seria”, dijo.

Pero en noviembre pasado, cuando revisó el borrador, algunos miembros de BOARS expresaron su preocupación de que “la propuesta revisada todavía tenía un tono activista y sugería una referencia al plan de estudios modelo estatal”, según Acta de la reunión (página 3), publicado recientemente. Los redactores del borrador aseguraron al comité que “la propuesta describe qué cursos deben esforzarse por lograr, no cómo lograr esos objetivos” y que hacer que los estudiantes se involucren intelectualmente con “los sistemas políticos e institucionales que los impactan” no debería ser controvertido.

BOARS votó para enviar el borrador al Consejo Académico, que consiste en el liderazgo del Senado Académico de la facultad de UC para la revisión de la facultad en todo el sistema como parte de un “proceso iterativo”, según las minutas.

Una perspectiva “estrecha”

El 30 de marzo, el Consejo Académico devolvió el borrador para más trabajo. En un correo electrónico a EdSource, Robert Horwitz, presidente del Consejo Académico y profesor de comunicaciones en UC San Diego, no especificó qué cambios quería hacer la facultad. Dijo que algunos senados universitarios estaban de acuerdo con lo escrito, mientras que otros tenían preguntas técnicas. Y, sin aludir al currículo de Estudios Étnicos Liberados, Horwitz dijo que “algunos Senados universitarios comentaron que los criterios del curso estaban definidos de manera más estricta que las pautas” en el currículo modelo de estudios étnicos del estado de hace un año.

Horwitz indicó que esperaba que el borrador fuera enviado de regreso al final del año académico. El Consejo Académico luego decidiría si enviarlo a los regentes de la UC para su adopción. Pero con el desvío de los criterios, esa línea de tiempo parece poco probable.

Ni BOARS ni el comité de redacción han publicado la revisión más reciente. Jolivette dijo que el comité respondió con 30 citas que muestran que los criterios son consistentes con el plan de estudios modelo de estudios étnicos del estado.

Hong, su co-líder, dijo en un 20 de mayo entrevista con la estación de radio del Área de la Bahía KPFA, que BOARS había sido intimidado por las críticas externas. Ella lo llamó la “internalización del miedo”.

Al señalar que la estructura de gobierno de la UC es probablemente 70% blanca, Hong agregó: “Cuando se trata de un tema como los estudios étnicos, nosotros, los académicos de estudios étnicos y los maestros practicantes, no estamos desproporcionadamente en la mesa cuando se toman decisiones. No es una estructura democrática en absoluto, y eso tiene que cambiar”.

Aquellos que han enviado cartas oponiéndose al borrador de criterios incluyen al profesor de la Facultad de Derecho de la UCLA, Richard Sander, y al Fundación contra la Intolerancia y el Racismo, una organización nacional sin fines de lucro. Ambas cartas establecen que los criterios preliminares para un nuevo requisito “H” conducirían a un contenido altamente político e ideológico.

Sander, en un Carta del 31 de mayo firmada por 172 profesores de la UC, escribió que la propuesta de estudios étnicos sería un “desvío radical” del enfoque anterior de la UC sobre los cursos requeridos para la admisión, que “se trata de la adquisición de habilidades clave en la escuela secundaria, no sobre el aprendizaje de ideas o doctrinas específicas”. La carta calificó la propuesta como un “final de la evasión” del marco comprometido de la Junta Estatal y será vista como “presuntiva, disruptiva e irrespetuosa del proceso de formulación de políticas públicas de California”.

En una evaluación dura, FAIR, que publicará FAIRHistoria, su propia versión de estudios étnicos, en los próximos meses, instó a BOARS a no elegir el modelo de Estudios Étnicos Liberados. Ese enfoque promueve “ideas divisivas y radicales que presionan a los estudiantes a convertirse en activistas para fomentar una revolución política” en lugar de enseñar “lecciones positivas y universales de empatía y compasión a través de múltiples etnias”. la carta afirma.

Letitia Kim, directora ejecutiva de la red legal de FAIR y con sede en el Área de la Bahía, dijo: “Creemos que es bueno que las personas estén expuestas a muchas ideas diferentes, incluida la teoría crítica de la raza. Pero no debería ser el único lente a través del cual se enseñan las cosas”.

Jolivette cuestionó las críticas a los criterios. “No se trata de atacar a los blancos oa cualquier otro grupo en función de la raza. No estamos diciendo que el capitalismo deba ser destruido. Este criterio se trata de asegurarnos de reconocer las divisiones raciales para que no sigamos teniendo el tipo de actos violentos que vimos en Buffalo hace unas semanas”, dijo.

“La gente se siente incómoda hablando de raza. Tienen miedo de abordar honestamente las feas manchas de la opresión racial en curso”, dijo.

Para obtener más informes como este, haga clic aquí para suscribirse al correo electrónico diario gratuito de EdSource sobre los últimos avances en educación.

Leave a Comment

Your email address will not be published.