Cómo aumentar su atención y capacidad para funcionar con la meditación, el ejercicio y el sueño

Ya sea que conduzca un automóvil con niños gritando en el asiento trasero o intente leer un libro en una cafetería mientras alguien habla en voz alta por teléfono, la atención es esencial para navegar e interactuar con el mundo.

Sin embargo, la atención tiene una capacidad limitada, lo que significa que solo podemos procesar tantas cosas a la vez. Por eso es esencial ser capaz de filtrar las distracciones que pueden desviar la atención de la tarea en cuestión.

Una nueva investigación destaca la importancia de la meditación, el ejercicio y el sueño diarios para mejorar el funcionamiento ejecutivo, un componente de la atención que nos ayuda a priorizar aquello con lo que queremos involucrarnos y filtrar las interferencias no deseadas.

Actualmente estoy realizando mi investigación de doctorado en la Laboratorio Klein en la Universidad de Dalhousie, que estudia todo lo relacionado con la atención. Esto implica tanto la investigación fundamental que analiza cómo las diferentes áreas del cerebro contribuyen a la forma en que las personas interactúan con el mundo, como la investigación aplicada que desarrolla herramientas similares a juegos que miden la atención en los niños. Recientemente publiqué una revisión de más de 70 estudios observando cómo los diferentes aspectos del estilo de vida impactan la atención.

Función ejecutiva

El funcionamiento ejecutivo se activa cuando intentas concentrarte en un entorno que te distrae.
(Pixabay/Gerd Altman)

Cuando estudiamos la atención en el laboratorio, la descomponemos en una serie de componentes únicos que sirven para diferentes propósitos. El funcionamiento ejecutivo es el componente que se activa cuando intentas concentrarte en un entorno que te distrae, como mantener una conversación cuando tu programa de televisión favorito está de fondo, o cuando estás lidiando con un impulso, como resistir la tentación de tener otro. papas fritas.

El funcionamiento ejecutivo también está involucrado en el control de pensamientos que distraen, como quedar atrapado en un sueño. Se ve afectado por una serie de trastornos diferentes, que incluyen desorden hiperactivo y deficit de atencion (TDAH) y depresión.

Mi revisión encontró que al implementar la meditación diaria, hacer ejercicio constante y mantener hábitos de sueño saludables, puede aumentar la eficiencia de su funcionamiento ejecutivo. Entonces, si desea mejorar su productividad y reducir su impulsividad, puede considerar hacer estos cambios en su rutina.

Meditación

Una mujer con los ojos cerrados
La meditación es una de las mejores maneras de mejorar el funcionamiento ejecutivo.
(Piqsels)

La meditación es una de las mejores maneras de mejorar el funcionamiento ejecutivo. Incluso después sólo cinco días haciendo 20 minutos de meditación al día, hubo aumentos en la capacidad de las personas para filtrar las distracciones. No parecía haber una técnica superior para la meditación, siempre que el objetivo principal fuera control atencional (centrándose en algo específico). Una técnica común que se usa para obtener el control de la atención en la meditación es concentrarse en la respiración mientras se intenta dejar de lado los pensamientos no deseados.

Algunos estudios también analizaron el yoga, que involucra componentes que se asemejan a la meditación. Sin embargo, el yoga no mejoró el funcionamiento ejecutivo como otras técnicas en las que el objetivo principal era el control de la atención, aunque los yoguis mejoraron su velocidad de respuesta general.

No está claro cuánto duran estas mejoras en la atención después de meditar, pero está claro que para cualquiera que busque mejorar su funcionamiento ejecutivo, la atención debe ser parte de su rutina diaria.

haciendo ejercicio

Un hombre en una pista de atletismo posicionado para iniciar un sprint
Las personas que reportaron hacer seis horas de actividad física a la semana mostraron un funcionamiento ejecutivo mejorado en comparación con las personas sedentarias.
(Piqsels)

El gobierno de Canadá recomienda que las personas mayores de 18 años obtengan 150 minutos de ejercicio a la semana para mantener la salud. Esto también juega un papel importante en el funcionamiento ejecutivo. Exploré cómo los diferentes factores impactaron el funcionamiento ejecutivo, incluida la frecuencia con la que las personas hacían ejercicio, la intensidad con la que lo hacían y las actividades de ejercicio que realizaban.

Las personas que informaron haber recibido seis horas de actividad física por semana mostraron una mejora en el funcionamiento ejecutivo en comparación con las personas sedentarias. Además, aquellos en un programa de sprint de alta intensidad durante un período de dos semanas no solo superaron a un grupo de control en sus medidas de funcionamiento ejecutivo, sino que también cometieron menos errores.

Si bien los escritorios para trabajar de pie y en cinta rodante generaron mejoras en otros aspectos de la salud física después de solo cuatro días, no obtuvieron el mismo impulso en la cognición que se observó con otros ejercicios de intensidad moderada a alta. Esto significa que si desea esos impulsos para la cognición, realmente necesita aumentar su ritmo cardíaco.

durmiendo

Un hombre durmiendo en la cama con un edredón de rayas azules y blancas.
La reducción del sueño hizo que las personas reaccionaran con más lentitud y fueran más propensas a cometer errores.
(Pexels/Andrea Piacquadio)

También es importante considerar cuánto duerme, ya que las personas a menudo reducen su descanso por el trabajo y las obligaciones sociales. Aunque algunos estudios en la revisión encontraron que la reducción del sueño generó un funcionamiento ejecutivo más deficiente, el resultado más común fue un peor desempeño en todos los ámbitos. La reducción del sueño no afectó los componentes específicos de la atención de la misma manera que lo hicieron la meditación y el ejercicio. En cambio, hizo que las personas reaccionaran con más lentitud y fueran más propensas a cometer errores.

Sin embargo, la mayor parte de la investigación sobre el sueño incluida en la revisión implicó mantener a las personas despiertas durante 24 horas. Esto no es muy representativo de cómo la mayoría de las personas experimentan una reducción del sueño. La investigación futura debería considerar cómo la calidad del sueño de las personas está afectando su funcionamiento ejecutivo. Esta información es especialmente importante para aquellos que trabajan en escenarios donde los lapsos de atención representan un riesgo potencial, como los controladores de tráfico aéreo o los que operan maquinaria pesada.

Hay muchos aspectos de nuestra cognición que están fuera de nuestro control. Habilidades de funcionamiento ejecutivo. están influenciados en gran medida por la genética. Sin embargo, esta revisión proporciona evidencia prometedora de que hay cambios que puede hacer en su rutina diaria que pueden proporcionar un buen impulso a su enfoque.

Entonces, si quieres esa ventaja adicional, ¡comienza a meditar, acelera tu ritmo cardíaco y acuéstate temprano!

Leave a Comment

Your email address will not be published.