Apnea del sueño y depresión: síntomas, terapias, afrontamiento

La apnea del sueño es una condición que causa interrupciones intermitentes en la respiración durante el sueño. Existe cierta evidencia de que la apnea del sueño está relacionada con afecciones de salud mental, como la depresión y la ansiedad. La apnea del sueño no tratada puede provocar complicaciones médicas graves, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca y muerte súbita.

La apnea del sueño es una condición médica común. Las estimaciones actuales sugieren que alrededor de 22 millones de adultos en los EE. UU. tienen apnea del sueño. El tipo más común es Apnea obstructiva del sueño (AOS), en el que las vías respiratorias se bloquean durante el sueño.

Conozca por qué la apnea del sueño afecta la salud mental, los síntomas que debe buscar, cómo puede ayudar el tratamiento y las formas de sobrellevar la situación.

Tommaso79 / Getty Images


Apnea del sueño y depresión

Los investigadores han notado un posible vínculo entre la apnea del sueño y la depresión, especialmente trastorno depresivo mayor (MDD). Sin embargo, todavía no está claro exactamente cómo funciona esa asociación y qué la causa.

¿Qué condición causa la otra?

El vínculo entre los trastornos relacionados con el sueño y las condiciones de salud mental está bien establecido. Personas con insomnio a menudo tienen tasas más altas de depresión y ansiedad. Mientras tanto, alrededor del 75% de las personas con depresión tienen problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido. Sin embargo, no está claro si la AOS causa depresión o viceversa.

Lo más probable es que el vínculo entre la apnea del sueño y la depresión, como el vínculo entre muchos trastornos relacionados con el sueño y las condiciones de salud mental, sea bidireccional. En otras palabras, ambas condiciones empeoran a la otra.

Sentir tristeza, desesperanza o preocupación puede hacer que sea más difícil dormir bien por la noche. A su vez, el sueño de mala calidad y la falta de sueño pueden aumentar el riesgo de desarrollar depresión y ansiedad.

A las personas con problemas de salud mental, como depresión o ansiedad, también les puede resultar más difícil seguir el tratamiento y hacer frente al estrés cotidiano. Pueden tratar de sobrellevar la situación usando sustancias psicoactivas como el alcohol o las drogas. Pero desafortunadamente, esto puede hacer que sus síntomas de salud mental y los síntomas de cualquier trastorno concurrente empeoren.

Síntomas superpuestos

La apnea del sueño y la depresión tienen algunos síntomas en común, como somnolencia diurnapérdida de memoria, fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse y cambios de humor. Ambas condiciones pueden interferir con el funcionamiento diario. Esto a veces puede hacer que sea difícil saber qué condición está causando qué síntomas.

Otros signos y síntomas de la apnea del sueño incluyen:

  • Ronquidos fuertes y frecuentes
  • Jadeo o ahogo por falta de aire durante el sueño
  • No sentir que me quedé incluso después de una noche completa de sueño.
  • Dolores de cabeza o boca seca al despertar

Los signos y síntomas adicionales de MDD incluyen:

  • Sentimientos persistentes de tristeza, inutilidad, desesperanza o culpa.
  • Dormir demasiado o demasiado poco
  • Cambios en el apetito o el peso
  • Pérdida de interés en las relaciones habituales, pasatiempos y actividades.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Efecto de la apnea del sueño en la salud mental

Existe una fuerte asociación entre la apnea del sueño y los síntomas de salud mental. Estos son algunos hallazgos recientes del vínculo entre la AOS y la depresión:

  • Un estudio de 2014 en La Revista de Investigación en Ciencias Médicas encontró que más del 46 % de los pacientes con AOS tenían síntomas de depresión, mientras que más del 53 % de las personas con AOS tenían ansiedad. Las personas con casos más graves de AOS tenían más probabilidades de tener síntomas de salud mental concurrentes.
  • Un estudio de 2017 encontró que la apnea del sueño severa no diagnosticada estaba asociada con síntomas depresivos. Los autores recomiendan la detección de AOS en personas con depresión y viceversa. Ambas condiciones deben ser evaluadas en personas con somnolencia diurna excesiva.
  • Un estudio de 2021 en Informes científicos encontraron que la apnea del sueño era un factor de riesgo independiente para MDD, incluso cuando se controlaban otros factores como la edad, el sexo y las comorbilidades.

La apnea del sueño y la depresión no tratadas también comparten algunos factores de riesgo, especialmente obesidad y tener sobrepeso, y puede conducir a algunas de las mismas complicaciones de salud. Estos pueden incluir:

En última instancia, la relación entre la apnea del sueño y la depresión es compleja.

Las interrupciones de la respiración debido a la apnea del sueño pueden alterar su capacidad para conciliar el sueño y la calidad general del sueño, lo que lo hace más propenso a desarrollar depresión y otras complicaciones por la privación del sueño a largo plazo.

Algunos investigadores también han sugerido que los efectos de la apnea del sueño sobre la saturación de oxígeno en la sangre durante el sueño podrían contribuir al desarrollo de síntomas depresivos.

Además, la depresión puede hacer que le resulte más difícil mantener un peso saludable o mantenerse físicamente activo, lo que puede aumentar su riesgo de desarrollar OSA.

Beneficios de CPAP

La apnea del sueño generalmente se diagnostica con una estudio del sueño (polisomnograma nocturno). Durante un estudio del sueño, un especialista del sueño registra los movimientos de sus ojos y piernas, la frecuencia y los ritmos cardíacos, la frecuencia respiratoria y los niveles de oxígeno mientras descansa. Esto ayudará a determinar si tiene AOS leve, moderada o grave.

La primera opción de tratamiento para la apnea del sueño es la terapia de presión positiva en las vías respiratorias (PAP). La terapia PAP, que mantiene las vías respiratorias abiertas con aire a presión y previene los episodios de apnea, consiste en usar una máscara sobre la nariz o la nariz y la boca mientras duerme. El tipo más común de dispositivo PAP es una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP).

Uso habitual de un máquina cpap tiene muchos beneficios para las personas con apnea del sueño, incluida la reducción del riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. Si tiene OSA y MDD, una máquina CPAP puede ayudarlo a manejar ambas condiciones de manera más efectiva. Una máquina CPAP puede beneficiarlo al:

  • Mejorar la calidad del sueño
  • Reducir la fatiga diurna
  • Reduciendo estrés
  • mejorar el estado de ánimo
  • Restaurando la memoria y la concentración.
  • Mejorar la estabilidad emocional

Otras Terapias

Si bien la CPAP es el tratamiento principal para la AOS, su médico puede recomendar otras terapias o medidas preventivas, como:

  • pérdida de peso
  • Terapia posicional o dormir de lado
  • Aparatos orales construidos por un dentista.
  • Cirugía, en casos extremos

Tratamiento para la apnea del sueño relacionada con la depresión

Si tiene MDD y OSA, es importante buscar tratamiento para ambas afecciones. Los cambios en el estilo de vida, la terapia y los medicamentos pueden ayudarlo a controlar su apnea del sueño relacionada con la depresión.

Cambios en el estilo de vida

Priorizar el sueño y la salud en general es clave para hacer frente a los síntomas de la apnea del sueño y la depresión. Aquí hay algunos cambios de estilo de vida que puede hacer para manejar ambas condiciones de manera efectiva:

  • Pérdida de peso saludable a través de la dieta y el ejercicio, especialmente porque la obesidad es un factor de riesgo para ambas condiciones.
  • Técnicas de relajación, como meditación y ejercicios de respiración.
  • Buenos hábitos de sueño, como establecer un horario constante rutina antes de acostarse y apagar todos los dispositivos una hora antes de ir a dormir
  • dejar el esmoquin
  • Limitar la ingesta de alcohol y otras drogas
  • No tomar sedantes o tranquilizantes a menos que se los receten

Medicamentos y Terapia

Su médico puede prescribir antidepresivos para ayudar a mejorar su estado de ánimo y mejorar gradualmente sus síntomas depresivos. Si tiene OSA o cualquier otra condición concurrente, informe a su médico antes de tomar cualquier medicamento recetado. La psicoterapia, como la terapia cognitiva conductual, también puede ayudar con los síntomas de la depresión.

Resumen

La apnea del sueño es una condición médica común que causa interrupciones intermitentes en la respiración durante el sueño. El tipo más común es la apnea obstructiva del sueño (AOS).

Muchas personas con OSA también tienen síntomas de depresión. Si bien existe una asociación clara entre la apnea del sueño y la depresión, no está claro cuál causa la otra. Muchos investigadores creen que existe una relación mutua entre las dos condiciones.

Si tiene OSA y depresión, es importante tratar ambas afecciones. La primera opción de tratamiento para la apnea del sueño es la terapia de presión positiva en las vías respiratorias (PAP), generalmente con una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP).

La depresión se puede tratar con medicamentos recetados, terapia de conversación, o ambos. Los cambios en el estilo de vida, como mantenerse físicamente activo y establecer una rutina constante a la hora de acostarse, pueden ayudar con ambas condiciones.

Una palabra de Verywell

La salud mental y física a menudo están estrechamente relacionadas. Los trastornos relacionados con el sueño, como la apnea del sueño, pueden empeorar su depresión y viceversa. Hable con su médico si experimenta síntomas de depresión, apnea del sueño o ambos.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuántas horas de sueño necesitan las personas con depresión?

    Las personas con depresión deben tratar de obtener la cantidad recomendada de horas de sueño para adultos cada noche, que es entre siete y nueve horas.

    Sin embargo, la depresión puede dificultar quedarse y conciliar el sueño. Algunas personas con depresión pueden dormir demasiado o muy poco, quedarse dormidas o despertarse demasiado temprano.

  • ¿Todos los pacientes con apnea del sueño pasan por episodios de depresión?

    No todas las personas con apnea del sueño tienen depresión. Sin embargo, existe una asociación entre la apnea obstructiva del sueño (AOS) y los síntomas depresivos, y tener una afección lo pone en mayor riesgo de tener la otra. Algunas investigaciones sugieren que aproximadamente la mitad de las personas con OSA también tienen síntomas de depresión.

  • ¿Cuándo debe ajustar su máquina CPAP?

    Si siente que su máquina CPAP ya no se ajusta cómodamente o que pierde aire mientras duerme, es posible que deba ajustarla. Su máquina CPAP también puede necesitar atención si sus síntomas de apnea del sueño empeoran o no mejoran. Si experimenta cinco o más eventos de apnea por hora mientras usa su dispositivo CPAP, es posible que necesite un ajuste.

  • ¿Por qué el sobrepeso afecta la apnea del sueño y la depresión?

    El sobrepeso es un factor de riesgo para desarrollar tanto apnea del sueño como depresión. Alrededor de dos tercios de las personas con apnea del sueño tienen sobrepeso u obesidad. Ambas condiciones también pueden ponerlo en mayor riesgo de aumentar de peso debido a la disminución de la actividad física relacionada con la fatiga diurna, el estado de ánimo deprimido y la disminución de la energía.

Leave a Comment

Your email address will not be published.